140 CARACTERES PARA CAMBIAR ELMUNDO(II): Contradicciones de “El País” en cuanto a la importancia de las redes sociales

06 marzo 2014 | Autor:admin

twitter_facebook1

Autora: Nina Wörmer

A continuación queremos presentar un análisis elaborado por la autora de este artículo sobre el uso que de las redes sociales realizó el periódico El País como fuente de información primaria en lo que hemos venido llamando rebeliones en el Mundo Árabe. Nos interesará especialmente destacar las veces y formas en las que los periodistas de este periódico se hacen eco de la información usando como referente dichas redes sociales.

De esta manera, contabilizando la aparición de este tipo de fuentes podremos comprobar si realmente podemos considerar a Facebook y Twitter como actores de incidencia política o no.

Comenzaremos nuestro análisis con la siguiente afirmación: “Cebrián: “Twitter y Facebook no son útiles para analizar y comprender una situación””[1].

Este fue el titular que encabezaba la noticia redactada por el periodista de El País, Sandro Pozzi, sobre la presentación en Nueva York del último libro de Juan Luis Cebrián, El pianista en el burdel. La rotunda afirmación del que fuera el primer director de este diario y que actualmente ocupa un puesto como consejero delegado de PRISA, intentaba rebajar la importancia que desde algunos medios y expertos[2] se le estaba dando a las redes sociales dentro de las revueltas en el Mundo Árabe.

A diferencia de la opinión expresada por Cebrián, desde diarios con gran renombre internacional como el New York Times se afirma que:

las redes de medios sociales, tales como Facebook, Twitter y YouTube, se están utilizando cada vez más por activistas y fuerzas pro democracia especialmente en Oriente Medio y el Norte de África[3],

o como destaca Peter Beaumont, periodista de The Guardian, en su artículo sobre el rol de las redes sociales en la rebelión en Túnez:

las redes sociales fueron  cruciales, comenta Koubaa. Tres meses antes de que Mohammed se prendiera fuego en Sidi Bouzid tuvimos un caso similar en Monastir. Nadie sabía de ese caso porque no se grabó. Lo que generó la diferencia entre uno y el otro caso es que las imágenes de Bouazizi se colgaron en Facebook y todo el mundo las vio[4].

Haciendo caso a las palabras de Cebrián, el diario El País no debería usar las redes sociales como fuente a la hora de informar y realizar un análisis sobre los acontecimientos relacionados con las diferentes rebeliones en el Mundo Árabe ya que no sirven para ello, siempre según la opinión de Cebrián. Para lo que sí son de utilidad, según el ex director del diario, es para convocar manifestaciones y movilizaciones varias:

Juan Luis Cebrián no negó que las redes sociales, como Twitter y Facebook, son un buen instrumento para convocar manifestaciones, como las que están detrás de los levantamientos populares en Egipto, Túnez, Libia o Yemen

Concluimos por tanto que según la opinión de Cebrián, las redes sociales son un “agitador de masas” pero de ninguna manera se les puede considerar una fuente de autoridad para la realización de informaciones sobre lo que estaba y está ocurriendo en países como Egipto, Túnez, Libia, Yemen y seguramente Siria también.

Pasaremos a ver ahora si realmente las palabras de Cebrián tienen repercusión en el trabajo realizado por el periódico El País. Para ello analizaremos, a modo de ejemplo, las noticias publicadas por el diario El País entre el 16 y 28 de febrero de 2011 sobre lo que ellos denominaron como “Ola de cambios en el mundo islámico”.

La sorpresa con la que nos topamos es que en 15 ocasiones los periodistas de este diario nombraron a Facebook, Twitter o a Internet, de forma genérica, en sus diferentes artículos.

A continuación nos haremos eco de algunos ejemplos llamativos en los que los propios periodistas del ya citado periódico de tirada nacional destacan la importancia de Internet en los actuales cambios en países como Túnez, Egipto o Marruecos.

Así,  podemos referirnos a la afirmación realizada por la  periodista Yolanda Monge que destaca que “Internet da voz a las aspiraciones de los pueblos, como han probado los casos de Túnez, Egipto o Irán[5] o a la nota enviada desde Rabat por Ignacio Cembrero en la que se dice que “Los datos fragmentarios sobre lo que es probablemente una gran matanza de civiles llegan a través de los testimonios que recogen las televisiones árabes, sobre todo Al Yazira; de las ONG de derechos humanos y también, sin pulir, desde Internet[6].

Internet se está utilizando como una fuente del mismo peso que los medios de comunicación tradicionales (como por ejemplo Al Yazira) y además, en el caso del artículo de Yolanda Monge, Internet es considerado como el altavoz del pueblo, el medio que tienen de alzar su voz y manifestar sus descontento generalizado.

Respecto a los casos concretos en los que se hace referencia directa a Facebook y Twitter debemos destacar que los diversos periodistas de El País se hacen eco de estas redes especialmente en relación a su poder de manifestación: “Las protestas habían sido convocadas por jóvenes en Facebook[7] , “En Marruecos, en cambio, el Ejecutivo contiene la respiración ante las protestas convocadas para hoy, a través de la red social Facebook[8], “En las horas previas al domingo los jóvenes convocantes en Facebook han recabado nuevas adhesiones a la convocatoria de protestas[9] o “Jóvenes anónimos habían convocado en Facebook a las protestas[10].

En algunas ocasiones también se hace uso de las redes sociales como fuente de información directa:

Varios testimonios en las redes sociales, recogidos antes de que el Gobierno cortara el acceso a Facebook y Twitter, apuntan incluso a que en algunas ciudades del este de Libia las autoridades han incitado a inmigrantes subsaharianos, a los que proporcionaron palos y armas blancas, a atacar a los manifestantes[11].

En este caso concreto la única fuente en la que se fundamenta el periodista para realizar estas afirmaciones tan duras es en los post realizados en las redes sociales, sin contrastar esta información con otras fuentes de verificación. Algo parecido ocurre en otro artículo en el que se afirma que “Los pocos testimonios de la revuelta en las calles de la capital vinieron de la red social Twitter[12].

En los dos casos expuestos anteriormente, los periodistas basan su información únicamente en lo que se escribe a través de las redes sociales. Si recordamos la afirmación de Cebrián y aplicamos su teoría a la práctica periodística de “su diario” tendríamos que considerar que el periódico El País está realizando un análisis superficial y no válido según los propios criterios del consejero delegado del grupo mediático PRISA.

El caso más llamativo nos lo encontramos en un artículo publicado el 27 de febrero en El País y en el que el periodista hace uso de una foto difundida por Twitter y fundamenta la noticia que la acompaña con opiniones expresadas en el chat y los comentarios que un internauta, Ali Tweel, escribe en Twitter[13]. ¿Es esto periodismo, señor Cebrián?

Así, después de haber destacado las múltiples ocasiones en las que los periodistas de El País han utilizado a Twitter, Facebook o a Internet de forma genérica como fuente de información (en algunos casos como única fuente de verificación) y como principal actor-motor de las numerosas manifestaciones y protestas llevadas a cabo por la población de Túnez, Marruecos o Libia, la contundente afirmación de Cebrián pierde toda su fuerza y validez.

Mientras él mantiene que las redes sociales no son válidas para hacer un análisis de las diferentes rebeliones que se están produciendo en el Mundo Árabe, sus periodistas las utilizan para informar a los lectores, ¿o acaso no informan por usar estas fuentes?

Esa respuesta la tendrá que dar cada uno de los lectores del periódico. No se debe caer en falacias, como adjudicar a las redes sociales el papel de causante de estas rebeliones, ni tanto ni tan poco. Dicho esto, lo que no se puede negar es que los pueblos de diferentes países del Mundo Árabe se han levantado exigiendo un cambio. Tal y como destaca Jesús Núñez, director del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (IECAH), y experto en Magreb:

El alto nivel de corrupción, ineficiencia y afán represivo de los regímenes de la zona, así como la permanente insatisfacción de las necesidades básicas de un amplio porcentaje de una población, por otro lado, mayoritariamente joven y sin expectativas de poder desarrollar una vida digna, son componentes estructurales de la situación que explica las actuales movilizaciones[14].

Las redes sociales e internet no son, por supuesto, las principales causantes de las rebeliones, son los ciudadanos y ciudadanas de los diferentes países los artífices de estas acciones pero, lo que tampoco se puede hacer es anular estas herramientas comunicacionales dentro de la actual ola de cambios en una parte del mundo. Gracias a ellas se han acelerado y potenciado las movilizaciones y la difusión de los acontecimientos acaecidos en la región y se han logrado cambios importantes, sin entrar a valorar si para mejor o para peor.

Como decía la pancarta de una manifestante en El Cairo: ¿Quién tiene miedo a Twitter?


[1] POZZI, Sandro: “Cebrián: “Twitter y Facebook no son útiles para analizar y comprender una situación”, El País, 24 de marzo de 2011, [en línea] http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Cebrian/Twitter/Facebook/utiles/analizar/comprender/situacion/elpepisoc/20110324elpepisoc_10/Tes

[2] Jesús Núñez destaca que “gracias a medios como Facebook y Twiter la población no solo logra saber lo que ocurre en cada rincón de su país (y alrededores), sino organizar sus movimientos y reforzar su sensación de que no están solos en su lucha”. NÚÑEZ, Jesús: “Apuntes de urgencia sobre la oleada de cambios en el mundo árabe”, [en línea]

http://www.fundacioncarolina.es/es-ES/nombrespropios/Documents/NPN%C3%BA%C3%B1ez1103.pdf p.3.

[3] PRESTON, Jennifer: “Ethical Quandary for Social Sites”, The New York Times, 27 de marzo de 2011 [en línea] http://www.nytimes.com/2011/03/28/business/media/28social.html?_r=1&scp=11&sq=facebook%20twitter%20middle%20east&st=cse

[4] BEAUMONT, Peter: “The truth about Twitter, Facebook and the uprising in the Arab world”, The Guardian, 25 de febrero de 2011, [en línea] http://www.guardian.co.uk/world/2011/feb/25/twitter-facebook-uprisings-arab-libya?INTCMP=SRCH

[5] MONGE, Yolanda: “La diplomacia del siglo XXI sube a la Red”, El País, 16 de febrero de 2011, [en línea] http://www.elpais.com/articulo/internacional/diplomacia/siglo/XXI/sube/Red/elpepiint/20110216elpepiint_5/Tes

[6] CEMBRERO, Ignacio: “Gadafi lanza al Ejército contra el pueblo”, El País, 22 de febrero de 2001 [en línea] http://www.elpais.com/articulo/internacional/Gadafi/lanza/Ejercito/pueblo/elpepiint/20110222elpepiint_2/Tes

[7] CEMBRERO, Ignacio: “Miles de marroquíes piden reformas al rey”, El País, 21 de febrero de 2011, [en línea] http://www.elpais.com/articulo/internacional/Miles/marroquies/piden/reformas/rey/elpepiint/20110221elpepiint_1/Tes

[8] CEMBRERO, Ignacio: “Las protestas se extienden por el Magreb”, El País, 20 de febrero de 2011, [en línea] http://www.elpais.com/articulo/internacional/protestas/extienden/Magreb/elpepiint/20110220elpepiint_2/Tes

[9] Ibídem.

[10] CEMBRERO, Ignacio: “El Día de la Ira en Libia se salda con varios muertos por disparos”, El País, 18 de febrero de 2011, [en línea] http://www.elpais.com/articulo/internacional/Dia/Ira/Libia/salda/varios/muertos/disparos/elpepiint/20110218elpepiint_8/Tes

[11] CEMBRERO, Ignacio: “El ejército intenta aplastar a sangre y fuego la mayor revuelta contra Gadafi”, El País, 19 de febrero 2011, [en línea] http://www.elpais.com/articulo/internacional/Ejercito/intenta/aplastar/sangre/fuego/mayor/revuelta/Gadafi/elpepiint/20110219elpepiint_5/Tes

[12] DE CÓZAR, Álvaro: “La rebelión estalla en Trípoli”, El País, 26 de febrero de 2011, [en línea] http://www.elpais.com/articulo/internacional/rebelion/estalla/Tripoli/elpepiint/20110226elpepiint_1/Tes

[13] A.M. y N.G: “Compartimos la comida y la gasolina que nos quedan”, El País, 27 de febrero de 2011. [en línea] http://www.elpais.com/articulo/internacional/Compartimos/comida/gasolina/nos/queda/elpepiint/20110227elpepiint_2/Tes

[14] NÚÑEZ, Jesús: “Apuntes de urgencia sobre la oleada de cambios en el mundo árabe” Op. cit. p.2.

PDF24    Enviar artculo en formato PDF   


Deja tu comentario

Advertise Here